¿Cuánto sabes sobre el Oro?

  • marzo 2, 2016

¿Qué pregunta no…?

A veces sabemos lo que es pero se nos hace muy difícil explicarlo y quizás no sabemos exactamente de qué estamos hablando.

¿Sabías por qué se usa el oro 18k y no el de 24k en las alianzas y anillos de compromiso? Quizás no, quizás tengas una vaga idea y esta nota te pude ayudar a saber todo lo que antes no sabías, algo que te ayudara para elegir tus alianzas o anillo y saber por qué habitualmente se opta por las alianzas de oro para la unión matrimonial más que las de plata…

El Hombre ha utilizado el oro como un metal altamente valioso desde temprana edad, más precisamente, desde el calcolítico, habiendo manufacturas en oro que datan del siglo IV a.C. Se desconoce cómo y quiénes protagonizaron su descubrimiento, pero se sabe que ya para estas épocas, el término oro era empleado en varias lenguas germánicas para referirse al metal. Cabe señalar también que su símbolo (Au) proviene del término en latín aurum, que significa “brillante amanecer”.

El oro es un metal denso, pero suave, dúctil, pesado y de un brillante color amarillento que lo caracteriza. Justamente este color tan brillante y dorado lo hace muy, pero muy valioso en términos de joyería fina, decoración y otros objetos preciosos. Además, el oro es perfectamente maleable, siendo de hecho el metal más maleable de todos, conservando su brillo y sin mancharse nunca ni con el aire ni con el agua.

El oro puro (24k) al no es ser un metal especialmente duro, se raya con facilidad. Aunque los lingotes son de Oro puro (99.99% de Oro), en joyería se presenta acompañado de otros metales llamadas aleaciones. Estas mezclas aumentan su dureza y permiten la fabricación de piezas mayores con menor cantidad de Oro. Aleaciones con Plata, Cobre, Paladio y en ocasiones incluso con Hierro o Níquel dan lugar a diferentes tipos de oro, de eso dependerá su tono.

¡En nuestra próxima nota descubrirán las diferencias entre los distintos tipos de Oros!