¿Cómo llegamos a usar Anillos de compromiso?

  • marzo 30, 2016

¿Alguna vez te preguntaste como nació la tradición de entregar un anillo de compromiso antes de realizada la boda?

Hoy en día parece absolutamente normal y casi obligatorio recibir un anillo de compromiso (con piedras) a la hora de casarse, pero no siempre fue así. De hecho, se trata de una costumbre bastante reciente si tenemos en cuenta toda la historia del ser humano.

A lo largo de la historia podemos comprobar cómo siempre existió algún objeto que significaba compromiso para quien lo llevara. Así pues vemos que fueron los antiguos egipcios los primeros que comenzaron esta costumbre. Eran los hombres quienes entregaban dichos anillos a sus mujeres como señal de confianza; de esta manera confiaban en que serían buenas esposas y amas de casa.

Años más tarde, esta costumbre pasó a usarse también en Roma, dónde ahora eran los padres de las novias quienes recibían los anillos de compromiso por parte del novio. Este acto se convirtió en necesario para que un hombre pudiera pedir la mano de una mujer.

Ya en el siglo II a.C, los romanos empezaron a utilizar anillos de oro, pero éstos seguían entregándose al padre de la novia. A ésta, se le entregaba un segundo anillo, si así podemos llamarlo, que tenía forma de llave y que servía para abrir las cajas personales o familiares con candado que guardaban artículos importantes en cada hogar familiar. Así, este segundo anillo con forma de llave significaba confianza.

Siglos más tarde, los judíos del siglo VIII d.C. empezaron a utilizar dichos anillos de compromiso como parte fundamental de sus ceremonias nupciales. Sin embargo, estos anillos eran demasiado grandes como para llevarlos en un dedo, de hecho, se dice que eran propiedad de la sinagoga y que éstos adquirían la forma del techo de la sinagoga en cuestión.

Los cristianos por su lado, empezaron a utilizar anillos de compromiso desde el siglo III, pero el clero no veía con buenos ojos estos objetos durante la ceremonia al tratarse de algo materialista. Tuvieron que esperar hasta el siglo XIII para que los anillos de matrimonio fueran aceptados por el clero cristiano, adquiriendo también un significado de compromiso y amor entre novios.

¿Pero a raíz de qué movimiento, acto o costumbre empezaron a hacerse  necesarios los anillos con piedras para proponer matrimonio? ¡Te lo contaremos en la próxima nota!